¿Cuándo es el mejor momento para enviar un email? Lleva a cabo tus propias investigaciones para averiguarlo (2022)

¿Cuándo es el mejor momento para enviar un email? Es una de las preguntas más importantes que probablemente te hagas.

Saber cuál es el momento correcto es fundamental porque tiene un gran impacto en el índice de apertura, lo que repercute en los clics en los enlaces, lo que repercute en el tráfico y a su vez en las conversiones.

Se trata de hacer que caigan las fichas del dominó una tras otra.

Hazlo y lo demás vendrá rodado. 

Si alguna vez has investigado sobre esto, sabrás que hay varios estudios que han determinado que el mejor momento de enviar un email; tanto el día de la semana como la hora del día.

Solo hay un problema. Algunos datos son contradictorios.

Algunas dicen que el mejor momento es el jueves a las 10 de la mañana, otros que el martes a las 11 de la mañana, y así.

Pero al final del día, cada campaña de email es diferente.

Lo que funciona muy bien para una marca, tendrá resultados limitados para la tuya.

Por eso no puedes simplemente aceptar los datos de un solo estudio como si ese es el que tuviera la razón.

Pero a la vez, sería de tontos pasar por alto todos los estudios que se han hecho.

Aunque los datos de estos estudios puede que no ofrezcan una respuesta firme, es verdad que es un buen punto de partida.

En este post, vamos a examinar algunos estudios clave sobre el mejor momento para enviar un email para encontrar coincidencias.

Después, explicaré cómo llevar a cabo tus propias investigaciones.

La idea es juntar todas las piezas para ayudarte a identificar el momento perfecto.

Comencemos. 

 
 

 

Qué dicen los datos

Primero echa un vistazo a este post de CoSchedule que incluye los 10 estudios principales que se han hecho sobre esto.

Han hecho un buen trabajo resumiendo la información y ofreciendo un resumen básico de los que puedes sacar tus propias conclusiones.

En cuanto a los estudios específicos, hay dos en particular que me gustaría ver.

Primero, este de MailChimp sobre el mejor momento para enviar un email.

Cuando se trata del mejor día para enviar un email, determinaron que era el jueves, que supera al martes por muy poco.

Distribution of Subscribers_ Optimal Days of Week

Pero es importante señalar que el lunes, miércoles y viernes no se quedaban demasiado lejos.

La mayor caída sería solo en los fines de semana.

Otro estudio de HubSpot también concluyó que el fin de semana era un mal momento para enviar emails.

Sin embargo, señalaron que el martes era el mejor día, pero por poco.

Send Email on Tuesday, Wednesday, or Monday

Después de eso, el lunes y el miércoles iban por detrás bastante igualados y con una ligera caída el jueves y el viernes.

En cuanto al mejor momento del día para enviar emails, MailChimp determinó que es a las 10 de la mañana en la zona horaria del destinatario.

Percent of Optimal Subscribers_ Send Times by Hour of Day 4

Los datos de HubSpot sugieren algo parecido pero indican que las 11 de la mañana es el momento perfecto.

Highest Email Opens

Y tiene sentido si tenemos en cuenta que muchas personas ya están en el trabajo y comienzan a mirar su email sobre esa hora.

Puntos clave

La razón por la que destaco estos dos estudios en particular de MailChimp y HubSpot es porque son los más respetados.

Pero si miras otros estudios, las conclusiones son muy parecidas.

Cuando juntas toda esta información, obtenemos lo siguiente:

  • Los martes y jueves suelen ser los mejores días para enviar emails en general (los martes parecen tener un índice más alto en general)
  • Los lunes y miércoles pueden ser viables también pero probablemente no obtengas los mismos resultados que los martes y jueves
  • Sobre las 10 y 11 de la mañana es el momento perfecto

Por otro lado, el fin de semana es de lejos el peor momento para enviar emails.

Porque es cuando muchas personas no trabajan y están haciendo otras actividades o desconectando.

Por eso la mayoría no mira sus bandejas de entrada, lo que significa un índice de apertura significativamente menor.

Por lo general, querrás evitar enviar emails los fines de semana.

Pequeñas diferencias

Llegados hasta este punto, sabemos cuál es el mejor momento para enviar emails en general.

Si juntamos todos estos datos, vemos que los martes y jueves entre las 10 y 11 de la mañana es el mejor momento.

Pero aquí no acaba la historia.

Como dije antes, cada marca es diferente en cada sector, país, audiencia demográfica, preferencias de suscriptores, etc.

Los datos de MailChimp son una prueba de las pequeñas diferencias que pueden surgir en función de estos factores.

Por ejemplo, los mejores momentos para enviar emails cambia según el sector…

Percent of Optimal Subscribers_ Send Times by Hour of Day 3

Y país…

Percent of Optimal Subscribers_ Send Times by Hour of Day

Y la edad también.

Percent of Optimal Subscribers_ Send Times by Hour of Day 2

Aunque las diferencias no son inmensas, sí que demuestran que es importante que hagas tus propias investigaciones para encontrar los puntos débiles de tu marca.

Esto te ayudará a encontrar el momento perfecto para enviar emails.

Realiza tus propias investigaciones

Según mi punto de vista, la manera más efectiva de hacer esto es hacer un experimento A/B para ver qué te funciona mejor.

Comencemos por el principio con un tamaño de muestra.

HubSpot recomienda que tengas al menos 1000 destinatarios en total.

Por tanto, el grupo A tendrá al menos 500 destinatarios y el grupo B el mismo.

Claro que cuantos más, mejor.  

O si buscas un tamaño de muestra que sea un poco más concreto, siempre puedes usar una calculadora de tamaño de muestra

Simplemente introduce tu nivel de confianza, el intervalo de confianza y la población.

Y te dirá exactamente qué tamaño de muestra necesitas.

Experimento #1: Día de la semana

Para tu primer experimento, querrás saber qué impacto tiene cuando envías emails cada día de la semana pero a la misma hora del día.

Por ejemplo, tendría sentido programar tus primeros emails para que se envíen un martes a las 10 de la mañana. Esto sería para el grupo A.

Ahora que tienes lo datos del grupo A, querrás saber cuál es tu índice de apertura y marcarlo.

Cuando se trata del índice de apertura medio en todos los sectores, varios estudios han concluido diferentes respuestas.

Pero uno de los más recientes de Sign-Upto lo sitúa en un 24.79 por ciento, que creo que tiene bastante lógica.

Su estudio indica que el 16.64 por ciento es el índice de apertura mínimo y el 44.99 el máximo, pero el 24.79 es la media y una referencia bastante buena para usarlo.

Sin embargo, sí que querrás echar un vistazo a esta lista de índices de apertura por sector, que te arrojará algo más de luz a lo que es aceptable para tu marca.

Open Rates by Industry

Si te gustan los resultados y tu índice de apertura es mayor que la media de tu sector, entonces seguramente quieras quedarte con enviar emails los martes a las 10 de la mañana.

Pero, no obstante, querrás completar tu experimento A/B programando otra tanda de emails a una hora diferente para el grupo B para ver si hay alguna diferencia notable.

Te recomiendo enviarlos un jueves a las 10 de la mañana para ver la diferencia que hay.

Y ni que decir que querrás quedarte con el que tenga el mayor índice de apertura.

Experimento #2: Hora del día

Una vez hayas encontrado qué día te va mejor, querrás ver qué hora del día es la mejor.

La opinión general es que el mayor índice de apertura normalmente tiene lugar entre las 10 y las 11 de la mañana, y puede que quieras realizar una prueba inicial para ver la diferencia que hay enviando emails a estas dos horas.

Para ello, puedes realizar una prueba enviando al grupo A emails a las 10 de la mañana y al grupo B a las 11.

¿Hay diferencia entre una hora y otra en cuanto al índice de apertura?

Si lo hay, ya sabes con cuál quedarte.

Pero yo no lo dejaría aquí.

Aunque es verdad que cuanto más tarde por la mañana, mayores índices de apertura hay, CoSchedule señala que hay otras horas del día donde los índices de apertura suelen ser altos en general. 

Esto es lo que dicen sobre esto:

  • 8 de la tarde -media noche. Me apuesto lo que quieras a que no esperabas esta hora. Parece que los emails normalmente se abren y hacen clic más por la noche. Probablemente esto se deba a que la gente mira su email antes de irse a dormir.
  • 2 de la tarde. Parece que puede que vaya bien enviando tus emails más tarde en el día ya que la gente sale del trabajo o busca alguna distracción.
  • 6 de la mañana. Supongo que esto tiene sentido ya que el 50 por ciento de las personas comienzan su día mirando su email desde la cama.

Esto te da algunas ideas sobre qué otras horas puedes comprobar en tu experimento.

Personalmente, me interesaría por ver qué sucede cuando envías emails a primera hora de la mañana. 

Es verdad que cabe la posibilidad de que el índice de apertura puede aumentar si tu email es uno de los primeros que los destinatarios ven al abrir su bandeja de entrada y todavía no están abrumados con las tareas del día.

Por eso quizás quieras hacer otro experimento con las 6 de la mañana y ver cuáles son los resultados.

Pero, déjame enseñarte algo más.

Al decidir exactamente qué hora del día escoger para tus experimentos, es importante que te pongas en el lugar de los suscriptores.

Piensa cómo sería un día normal para tu suscriptor medio.

  • ¿A qué se dedican?
  • ¿A qué hora se levantan?
  • ¿A qué hora se acuestan?
  • ¿Cuándo es más probable que miren su email?
  • ¿Tienen algún momento de descanso en el que sea más probable que miren su email?

Etc. 

Una pequeña investigación como esta te dará las claves de tu investigación.

Garantiza la precisión

Como con cualquier tipo de experimento A/B, se trata de obtener resultados precisos.

Por eso solo debes comprobar una variable a la vez.

Si no, puedes acabar con datos distorsionados y falsa seguridad.

Por ejemplo, te puedes meter en problemas si usas diferentes asuntos en los emails porque eso puede afectar a tu índice de apertura.

Asegúrate de que el asunto y todos los demás aspectos de tus emails sean iguales.

Lo único que debería ser diferente es A) el día en que los envías o B) la hora a la que los envías.

Haz esto y te irá bien.

Vuelve a repetir

Cuando lo analizas todo, hay dos factores que querrás examinar al determinar el mejor momento para enviar emails: el día de la semana y la hora del día.

Cuántos experimentos realices para encontrar la combinación perfecta depende de ti.

Puede que con solo un experimento, estés satisfecho con tu índice de apertura y quieras darlo por finalizado.

Si es así, genial. 

O puede que necesites experimentar con diferentes variaciones hasta que encuentres tu punto débil. 

Y eso también está bien. 

El resultado final es que deberías volver a repetir hasta que estés 100% seguro de haber encontrado tu momento perfecto para enviar emails.

 
 

Conclusión

Los retoques y los ajustes que puedes hacer en la campaña de email marketing son infinitas.

Pero una de las cosas más importantes es examinar el horario de tus emails.

Hazlo bien y pintará bien para tu campaña en general.

Echa un vistazo a estudios como los que te he puesto aquí para que tengas una idea general de qué días y horas son las mejores para un índice de apertura favorable en general.

Pero recuerda que no hay un enfoque que se ajuste a todos los ámbitos, y que cada marca es ligeramente diferente. 

Por eso querrás esforzarte en realizar tus propios experimentos.

Haciendo esto, te pondrá en primera línea y marcarás el camino hacia un índice de apertura mayor.

Y además de simplemente conseguir que tus suscriptores abran tus emails, esto se traducirá en una mayor probabilidad de que se convierten en clientes.

¿Cuál crees que es la mejor hora para enviar emails?